Nice to meet you….

•janvier 12, 2009 • Laissez un commentaire

This blog is a open window on my words and pictures about life. I like to explore the world with my camera and sometimes just one image presents my feelings of this moment. Sometimes words come to my heart and I appreciate let them coming out.

This reality is mine and I’m happy to share it with you.

If you want to see more images, just travel trough the page in the right menu.

thanks for coming to my world.

0000721

la fragilidad de la vida

•septembre 2, 2022 • Laissez un commentaire

Hay momentos en los cuales pensamos que tenemos todo bajo control, que las cosas van como pensamos, como hemos decidido. Estos momentos son realmente momentos de desconexión con la realidad de la naturaleza humana, con la naturaleza de la vida.

Como seres humanos, la vida nos aprende a ser consciente de nuestra propia fragilidad y vulnerabilidad.

Reconocer la fragilidad de la vida es cultivar nuestra mayor resiliencia y nuestra mayor fuerza en la consciencia que tenemos que aportar a cada momento.

Cada momento puede ser el ultimo … aunque no lo pensamos.

Cultivar la atención plena, meditar, expresar lo que sentimos con creatividad y amabilidad son herramientas para conectar con la totalidad del ser humano: con su fuerza y energía al mismo tiempo que su vulnerabilidad y fragilidad.

Estos momentos en los que todo se derrumbe, piensas que no vas a poder, que te sientes impotente o que no sabes que ha pasado y que pasar, dejan huellas en nuestras emociones, en nuestros pensamientos y nuestra manera de abordar la vida.

Agradezco de corazón tener las herramientas que he recibido, aprendido y que me han enseñado porque me han permitidas transitar con mayor consciencia, aceptación y calma estos momentos desafiantes.

Muy agradecida, de verdad, poder reconocer que la vida y la salud son frágiles pero también tienen sabiduria y fuerza.

Que todo pasa por algo. Que la vida tiene un plan para mi y para cada uno.a. de nosotro.a.s. Que es importante simplemente cultivar la atención a este momento, a este latido de corazón y a esta respiración.

¿Do we really know each other’s reality?

•février 13, 2022 • Laissez un commentaire

Life is like a picture or a movie playing in front of our eyes and mind. 

We see persons, colors, shapes and movement. Sometimes we feel like these actors, these others, these movements, colors and we believe that we are in the same world. 
We believe that we are able to understand other’s decisions and acts… but we always see it form our lens, our own perception of the movie. 

Are we really able to understand other’s reality?

This question is living so often into my mind and more deeply into my heart. When I look to it, my answer is that we always have to remind ourselves that we cannot judge others from our vision, from our current moment. Because this moment is not the same as the moment of the other. 

What would have been my reaction, my response to this experience if I had to live the life of the other person? 

Did I had have made it better? Differently? Or in the same way?

I learn at every moment that judging is just seeing the movie from a small and short window. And there is so much more to see to be able to connect to other’s reality.

It invites me to contemplate the concept of impartiality and also contemplate the attitude of « not judging » and even more when I am not part of the experience. I have learned to not take any conclusion for experiences where I am not envolved in. It helps me to not create duality or choose for one of other side because I don’t have a true vision of from where comes suffering and happiness. 


There is a part of contradictions in this topic. On one side we all have a different vision of the experience and at the same time we are all interconnected in this same experience. 
Judging creates duality and we have learned that duality is a mind construction, so is other’s reality the same as me, because finally we are all interconnected?

I don’t know, I still have to see the movie to be able to feel it in my mind and heart.

Acompañar el/la otro.a. es un privilegio

•janvier 7, 2022 • Laissez un commentaire

« Lo que separa el privilegio del derecho es la gratitud ». Brenée Brown

Esta frase toma todo su sentido en mi cuando me doy cuenta de la suerte que tengo de acompañar a través de sesiones individuales otras personas en sus caminos de vida.

Formada como terapeuta a través de las Artes, formada en psicología contemplativa, me doy cuenta del privilegio que tengo en estar al lado de la otra persona cuando se siente en momentos de dudas, de perdida o simplemente en momento donde tiene ganas de crecer y conocerse mejor.

En este periodo de duda sobre los cursos, las formaciones que imparto y la forma en como hacerlo, me hago consciente de que lo más importante para mi es poder estar presente para el/la otro.a. en su camino. ¿Esto se llama terapia? ¿Esto se llama acompañamiento, coaching? no se el nombre que hay que ponerle… Quizás no hace falta nombrarlo, simplemente saber qué es desde la presencia, el no juicio, la atención plena y la expresión de la vulnerabilidad (la mía y la del/de la otro.a.) que se crear este espacio donde escucho, sostengo, ofrezco y recibo el/la otro.a. tal y como es. No hay consejos que dar, no hay realidad que fijar, simplemente estoy presente, completamente presente. Este espacio es un espacio donde la seguridad del/de la otro.a. es imprescindible casi vital. Esta seguridad genera un libertad de expresión única y sanadora.

Es un espacio donde el/la otro.a puede ser plenamente si mismo.a y donde mí gratitud, mi corazón y mi experiencia acompañan los pasos de esta persona en crecimiento.
En psicología contemplativa, Karuna es la clave de este acompañamiento. Karuna es compasión, es la capacidad de entender que aquí no hay uno.a. que sabe y otro.a. que aprende. Aquí solo hay dos personas en un camino donde estamos a un mismo nivel de humanidad, donde se anda en la senda de la vida recordando en cada momento la bondad fundamental del ser humano, la gratitud hacia la vida y la simplicidad de un dialogo sano.

Así que desde la benevolencia, ofrezco mi presencia y tiempo como terapeuta, acompañante, caminante para que otras personas puedan tener la vida que se merece, sentirse a gusto y en calma con los que la vida ofrece momento a momento.

Siempre hay un camino

•décembre 12, 2021 • Laissez un commentaire

Siempre hay un camino, así se titula mi última serie de fotografía. Desde varios años estoy observando estos caminos de la vida. Los caminos de la naturaleza, los caminos que hacemos humano.a.s frente al sufrimiento, la alegría y la experiencia de la vida.

Me doy cuenta de que he nacido para observar. Observarte crecer mi hijo, observarte ser tu misma mi hija, observarte pasajero de mi camino, acompañante de viaje. Cada persona que entra y sale de mi vida, que sea por falta de tiempo, por dejar su cuerpo o simplemente por no tener espacio, deja una huella en mi, una huella donde he tomado el tiempo de dedicarte mi mirada, mi atención, mi vulnerabilidad.

En cada momento, aprendo a reconocer las luces y las sombras que veo en ti y que no son mas que las luces y las sombres mías. Intento enfocar mi mirada, poner ternura en mi corazón tanto hacia ti como hacía mí y me doy cuenta que en cada momento luces y sombras son amantes de este momento.

Que sean demonios, miedos, valentía o belleza todos son partes de esta experiencia de ser. Ser este humano.a. vulnerable, en aprendizaje de la vida, buscando una libertad, donde la mente puede descansar, el cuerpo disfrutar y ambos unirse como amantes de este espacio de tiempo que llamamos vida.

¿Será la muerte que liberará de este camino? ¿O será la muerte que permitirá soltar completamente la idea de luces y sombras para simplemente ser el camino mismo? ¿No lo sé? Me lo pregunto, te lo pregunto, lo pregunto a los que ya no están y que aunque se han ido siguen tan presentes.

Disfruto observar esta pasión entre luces y sombras. Es un romance donde puedo mirar y reconocer dónde estoy, dónde juzgo, dónde espero y creo fantasía. La mente siempre esta allí para alimentar esta pasión, unirse a ella en la euforia y la depresión. Mi cuerpo esta para vivirla, sufrirla, enfermarla cuando solo toco las sombras oscuras y gozarlo cuando me abro a las luces brillantes. La meditación me sirve a ver, reconocer estos procesos. El arte me sirve para expresar estos procesos, esta pasión, la esencia de mi ser como humana. Siempre hay un camino…..